14/11/2020
Impartido por la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha

Cerca de 40 alumnos reciben formación básica sobre Protección Civil y el uso del desfibrilador automático

  • En la fase presencial participan voluntarios de las agrupaciones de Olías del Rey, Méntrida, Nambroca, Miguel Esteban, Huecas, Tembleque, El Viso de San Juan y Villarrubia de Santiago
  • Además, se ha desarrollado otra acción formativa presencial, en la que 20 asistentes han mejorado y actualizado sus conocimientos sobre el uso del desfibrilador externo automático (DEA)

La Escuela de Protección Ciudadana, organismo dependient de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, acoge este fin de semana dos cursos, en los que cerca de 40 alumnos recibirán formación básica sobre Protección Civil y el suo del desfibrilador automático.

Por un lado, 17 voluntarios de diversas agrupaciones de Protección Civil toledanas participan en una nueva edición del XVIII Curso Básico de Formación en la provincia de Toledo.  

Debido a la situación actual de la pandemia generada por el COVID-19, cada una de las seis ediciones de este décimo octavo curso se divide en dos fases, una presencial y otra de teleformación a distancia (on line), con el fin de incrementar las medidas de seguridad y evitar contagios entre los alumnos.

Esta edición del curso, en su fase presencial, se desarrolla este fin de semana en la sede de la Escuela de Protección Ciudadana, en la capital regional, donde se dan cita voluntarios de agrupaciones de diferentes localidades toledanas, como Olías del Rey, Méntrida, Nambroca, Miguel Esteban, Huecas, Tembleque, El Viso de San Juan, y Villarrubia de Santiago.

En la apertura de esta actividad formativa estuvo presente el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, quien agradeció a los voluntarios su valiosa dedicación, su constante entrega y altruismo por llevar a cabo un trabajo tan necesario para toda la sociedad, en beneficio de todos los ciudadanos, de manera desinteresada.

El responsable de la Dirección General de Protección Ciudadana manifestaba el total apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha a las agrupaciones de voluntarios de nuestra región. Unos voluntarios que son referencia y ejemplos para todos, de la solidaridad propia de esta comunidad autónoma.

El objetivo de este curso básico de Protección Civil es dotar de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias a los nuevos voluntarios de las agrupaciones para prestar eficazmente su labor, salvaguardando su propia autoprotección y apoyando de manera directa a otros grupos de actuación como sanitarios, fuerzas de seguridad, bomberos, forestales, etc.

Los participantes comenzaban su actividad formativa tratando durante el primer día del curso temas relacionados con la actuación sanitaria básica, y abordando durante la segunda jornada conocimientos genéricos sobre comunicaciones, incendios en vegetación y seguridad vial.

Reciclaje del Desfibrilador Automático (DEA)

La Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, además, ha sido escenario este sábado de otra acción formativa en la que integrantes de servicios de emergencias y voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil se han formado en el uso del desfibrilador automático (DEA), a través de un curso de reciclaje.

El objetivo de esta actividad lectiva, desarrollada durante cuatro horas, es facilitar al alumnado una actualización de los conocimientos que ya obtuvieron en su momento sobre el uso del DEA.

En el curso se facilita formación teórica con una introducción inicial tratando entre otras cuestiones sobre los aspectos éticos y la responsabilidad. Además, los alumnos adquieren conocimientos sobre el papel del primer interviniente en la cadena de supervivencia, la Resucitación Cardiopulmonar Básica y sobre la utilización del DEA.

Pero la mayor importancia de esta formación estriba en la formación práctica, en la que los alumnos aprenden realmente cómo actuar con personas que estén sufriendo un infarto o un accidente cardiopulmonar.

En este sentido los 20 alumnos participantes han profundizado en el reconocimiento de la parada cardiorrespiratoria, y en el manejo de la situación con un interviniente y combinada con dos intervinientes, desarrollando en este caso los papeles de líder y acompañante. Además, han recibido formación práctica sobre vía aérea, manejo del DEA, y el manejo combinado de soporte de la vía aérea y utilización del DEA, en situaciones con uno y dos primeros intervinientes.

Galería multimedia