Simulacro en la Academia de Infantería de Toledo

La Academia de Infantería de Toledo fue el escenario de un simulacro de evacuación por alteración del orden y amenaza de bomba en estas instalaciones militares. El ejercicio simuló la entrada no autorizada de un gran número de manifestantes en el interior del edificio militar, durante la celebración de un acto castrense con público civil, lo que ocasiona enfrentamientos entre estos manifestantes y la unidad de seguridad de la Academia, todo ello con la huida en desbandada del público ocasionando numerosos heridos.

Tras el inicio de los enfrentamientos desde la Academia se avisa al Servicio de Emergencias 1-1-2, que activa tanto a las fuerzas de seguridad (unidad antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía) como a los servicios sanitarios (que movilizan incluso el helicóptero medicalizado para el traslado urgente de los heridos).

Tras la contención y el desalojo de los manifestantes, miembros del grupo de desactivación de explosivos de la Policía Nacional accedieron al recinto, con el fin de identificar una mochila sospechosa que podría contener un artefacto explosivo.

En el simulacro se pudo comprobar la coordinación entre los distintos grupos de activación en emergencias, así como su integración con los propios efectivos militares.

En el ejercicio participaron, además del Servicio de Atención de Emergencias 1-1-2 y del personal militar de la propia Academia de Infantería, el Cuerpo Nacional de Policía y efectivos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).

Galería multimedia